AMDPress.- La superficie dedicada a agricultura ecológica ha experimentado en 2005 un crecimiento del 10%, hasta alcanzar las 807.569 hectáreas, lo que sitúa a España en uno de los primeros puestos tanto en el marco comunitario como mundial en este terreno. Así lo ha manifestado recientemente Elena Espinosa, ministra de Agricultura, durante la presentación de un estudio del sector de la agricultura ecológica española durante 2005, basado en datos facilitados por los organismos de control de las distintas Comunidades Autónomas.

Dentro de la actividad industrial relacionada con este tipo de agricultura, Espinosa destacó el crecimiento del 8% en el número de operadores, hasta los 17.509, así como el incremento del número de establecimientos industriales sometidos a control, que en 2005 alcanzó la cifra de 2.002. “Esto supone un paso más en la consolidación del sector transformador y el aumento del valor añadido”, apunta la titular de Agricultura.

Respecto al consumo de estos alimentos, y a través de los resultados obtenidos por el Observatorio del Consumo y la Distribución del MAPA, se ha elaborado un estudio en base a entrevistas a 2.000 consumidores españoles y a 100 distribuidores. Según el mismo, el 72,5% de los entrevistados ha oído hablar de los alimentos ecológicos, a los que asocian con productos naturales, más sanos, y sin aditivos, colorantes ni pesticidas químicos. Sin embargo, el 84,4% no es capaz de identificar un producto de este tipo con su logotipo. El informe apunta que aquéllos que no consumen alimentos ecológicos no lo hacen por desconocimiento, porque encuentran dificultad para encontrarlos o porque su precio es muy superior, y que ocho de cada diez consumidores opina que estos productos se desarrollarán favorablemente en los próximos años. Paralelamente, el 52,7% de los distribuidores vende productos ecológicos, pero sólo cuando detectan la demanda clara de los mismos.

La ministra también ha detallado las acciones por el MAPA en el marco del Plan de Acción para la Agricultura Ecológica, como la aprobación del Real Decreto por el que se reservan para la agricultura ecológica los términos “eco” o “bio”, y otras iniciativas, como la participación en la feria Biofach y diversas campañas de información y promoción. A continuación, Espinosa declaró el interés del MAPA y de las CC AA en dar conocer los productos ecológicos para aumentar su mercado y consumo, mejorar la coordinación del sector y promover el desarrollo de este tipo de agricultura.