AMDPress.- Las autoridades estadounidenses han detectado en sus inspecciones internas la presencia de arroz de grano largo trasgénico no autorizado junto con partidas de arroz no trasgénico. Por ese motivo, la Unión Europea exigirá que cualquier cargamento de este producto importado de ese destino que llegue a las fronteras europeas sea analizado y acreditado como libre de modificaciones genéticas. Las autoridades de la UE ha tomado esta medida para los próximos seis meses, aunque no descartan la posibilidad de ampliar este plazo.

EE UU es uno de los principales exportadores de arroz a la UE, con unas 20.000 toneladas al año. Las autoridades estadounidenses aseguran que este arroz modificado genéticamente no supone ningún riesgo para la salud del consumidor. De hecho, productos similares se comercializan en EE UU para consumo humano y animal. Sin embargo, la legislación en la UE es mucho más estricta en esta materia, ya que no permite la comercialización de ninguna variedad de arroz trasgénico.

Sistemas Genómicos es el único laboratorio español con un sistema de detección de trasgénicos acreditado por la UE para llevar a cabo estos análisis. Desde 2001, la compañía valenciana es además miembro del “Programa de Acreditación de Laboratorios de Detección de Organismos Modificados Genéticamente (OGM)” del USDA (Departamento de Agricultura de Estados Unidos).