AMDPress.- La reforma de la Organización Común del Mercado (OCM) del vino, presentada por la Comisión Europea el pasado mes de junio, se retrasará, ya que la citada Comisión no presentará una propuesta legislativa este año, según ha anunciado la ministra de Agricultura, Elena Espinosa, tras una reunión bilateral con la comisaria Mariann Fischer Boel.

Bruselas estima que sería necesario eliminar 400.000 hectáreas de cultivo, lo que “no garantiza la competitividad y puede causar daños irreversibles en el territorio”, según la ministra española, que asimismo sostiene que esta propuesta “empeorará el sector”.

“El documento oficial de reforma no se presentará a finales de año”, tal y como preveía en principio Bruselas, dijo Espinosa, quien recordó que ésta era una de las demandas que hicieron países productores como España y Francia, que se oponen a los cambios propuestos por la Comisión.

La ministra reiteró la intención de tomar más tiempo para llevar a cabo “una reforma compleja”, aunque apuntó que esto no quiere decir que se detenga el proceso. Asimismo, la ministra española indicó que Boel no dio un calendario alternativo para continuar el proceso.