Aral Digital.- Lactalis Nestlé, joint venture creada por ambas empresas para el mercado de los refrigerados en Europa, está negociando la compra a Nestlé España de una fábrica de helados situada en Marchamalo (Guadalajara), lindante con sus actuales instalaciones de producción de refrigerados lácteos.

Esta operación, que también contemplaría la incorporación de la plantilla de la fábrica de helados a Lactalis Nestlé, permitiría a esta última compañía tener la posibilidad de ampliar sus instalaciones industriales, hacerlas más competitivas y responder a las necesidades futuras de sus clientes. El acuerdo implicaría que, durante un periodo transitorio, Lactalis Nestlé fabricase helados para Nestlé, que concentraría paulatinamente su producción en la fábrica de Araia (Álava) con el objetivo de mejorar su competitividad en Europa.

El destino principal de la producción de la fábrica de refrigerados lácteos de Lactalis Nestlé en Marchamalo es la península ibérica, un mercado importante para la compañía tanto por su volumen como por su potencial de crecimiento.