Aral Digital.- Las Cajas de Ahorros de Castilla y León han rechazado la propuesta realizada hace unos meses por British Sugar para adquirir una participación de entre el 10 y el 20% de Azucarera Ebro. La decisión adoptada por la sociedad Madrigal Participaciones puede estar motivada por el considerable coste de la operación, cifrado entre 50 y 100 millones de euros.

Pese a este rechazo, la operación sigue abierta a posibles contraofertas por parte de la compañía británica a las cajas castellano-leonesas. En cualquier caso, se trunca, al menos por ahora, el deseo manifestado públicamente por la Junta de Castilla y León en voz de su presidente, Juan Vicente Herrera, y su consejera de Agricultura, Silvia Clemente, de que las entidades financieras autonómicas participaran en el accionariado de Azucarera Ebro para que se consolidara un cierto control regional.

Caja España y Caja Duero, y en menor medida el resto de entidades de Madrigal Participaciones, están integradas en el capital de Ebro Puleva, la vendedora de la división de azucar a British Sugar, con un 11,5%. Las cajas aún no han confirmado el mantenimiento de su participación en la compañía española una vez que se haga efectiva, posiblemente a finales de marzo o principios de abril, la compra por parte de la multinacional británica.