AMDPress.- Las consecuencias del incremento de precios del aceite de oliva de la pasada campaña 2004/05 siguen frenando las exportaciones. Así, según las cifras facilitadas por la Asociación de Exportadores de Aceite de oliva (Asoliva), con datos a finales de noviembre, se observan descensos generalizados en las exportaciones de aceite de oliva, cuya cifra total alcanzó las 199.630 toneladas, un 13,33% menos que durante el mismo periodo del año precedente.

Estos datos reflejan un descenso de las salidas hacia los países de la UE del 20,07%, hasta totalizar 110.999 toneladas. Esta caída está provocada en parte por el descenso de las exportaciones a granel, que cayeron cerca de un 25%, hasta las 90.602 toneladas, mientras que, por contra, las ventas de aceite de oliva envasado crecieron un 11,46%, hasta superar las 20.396 toneladas.

Respecto a las salidas de aceite de oliva español hacia terceros países, Asoliva pone de manifiesto que durante el período enero-noviembre la cifra alcanzó las 88.630 toneladas, lo que supuso un descenso del 3%. Este comportamiento fue el resultado de los descensos tanto de aceite de oliva a granel (7,61%) como en la categoría de envasado (0,88%), hasta sobrepasar las 27.660 toneladas y 60.970 toneladas, respectivamente.

Por países, los datos ponen de manifiesto que durante los once meses del presente año el Reino Unido ha adquirido más de 6.296 toneladas de aceite de oliva envasado; seguido de Francia con 4.485. Por su parte, en el mercado de los aceites de oliva exportados a granel, Italia sigue ocupando el primer puesto como principal comprador con un total de 43.405 toneladas. Respecto a las calidades de los aceites exportados, el mayor volumen de aceite correspondió al virgen extra, cuyas ventas totalizaron 119.199 toneladas. Por detrás se situó el aceite de oliva, superando las 54.083 toneladas, y el refinado, que totalizó 17.859 toneladas.