Las exportaciones en el sector de Alimentación y Bebidas han crecido un 9,4% en 2012 hasta alcanzar los 22.078 millones de euros. De esta manera, el sector casi triplicó la tasa de crecimiento del total de las exportaciones españolas, que aumentaron un 3,4%. Con estos resultados, la balanza comercial del sector de alimentación y bebidas arrojó, por segundo año consecutivo, un saldo positivo, situándose en los 3.026 millones de euros, ya que las importaciones alcanzaron los 19.052 millones de euros. Estos son algunos de los datos del Informe Anual de Exportaciones que publica la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB) en colaboración con La Caixa.

Actualmente, las exportaciones representan un 28,5% de la facturación del sector, y de continuar estos ritmos medios de crecimiento, se podría alcanzar el objetivo del 40% antes de que finalice la década. Según el informe, las exportaciones españolas han crecido desde 1995 a un ritmo superior que sus principales competidores extranjeros. Así, mientras que en España la tasa media acumulada de crecimiento desde este año ha sido del 8,4%, la de Italia y Francia, se situó en un 6,4% y del 3,8% respectivamente.

Además, en términos absolutos, nuestro país sigue recortando distancia con Italia, cuyo sector de alimentación y bebidas se separa del español en sólo 3.104 millones de euros. A este ritmo de crecimiento sería posible adelantar a Italia, nuestro principal competidor, en un plazo inferior a cinco años.

Nuevamente la Unión Europea es la principal receptora de exportaciones españolas, con un total de 15.085 millones de euros, lo que supone un aumento del 4% con respecto al año anterior. Según Jaime Palafox, director de Asuntos Económicos e Internacionalización de FIAB, “a pesar de la atonía general en el consumo de la zona seguimos ganando cuota de mercado a otros países competidores”. Los principales mercados europeos siguen siendo: Francia (3.856 millones de euros), Italia (2.881 millones de euros), Portugal (2.796 millones de euros), Alemania (1.574 millones de euros) y Reino Unido (1.365 millones de euros). Además, España sigue avanzando en la diversificación de mercados, lo que ha supuesto que desde 2007 se haya reducido el peso de las exportaciones a la Unión Europea de un 75,4% a un 68,3%. De esta forma, Estados Unidos, con 962 millones de euros y un 11% de crecimiento en el último año, ocupa el segundo puesto en cuanto a territorio importador de nuestros alimentos y bebidas. Le sigue, en tercer lugar, China Hong Kong, con 593 millones de euros. Sobre el caso particular de China, Jaime Palafox explica que, “a pesar de que las exportaciones a este país han crecido un 9%, lo que supone una ralentización frente a años anteriores, sigue siendo espectacular el incremento global registrado con respecto a los últimos 10 y 15 años, en los que crecieron un 558% y un 1.066%, respectivamente”.

Otros mercados destacados son Rusia, que con 533 millones de euros de facturación y un aumento del 11% se sitúa tercero en el ranking extra-UE, o Japón, cuyas exportaciones supusieron 409 millones de euros y aumentaron un 26%, lo que constituye uno de los mayores crecimientos en el último año. Por último, destaca la zona del MAGREB, Sudáfrica y Turquía, debido, sobre todo, a los incrementos obtenidos en los productos derivados de la soja.