AMDPress.- Las exportaciones de vino embotellado de la Denominación de Origen La Mancha alcanzaron las 1.120.000 botellas en enero de 2003, un 60,4% más que las 698.100 botellas vendidas en el mismo mes del año pasado.

Según el Consejo Regulador de esta región vitivinícola, estas cifras refuerzan los buenos datos que obtuvieron los vinos de calidad manchegos en 2002, en el que las exportaciones de vino superaron los 9 millones y medio de botellas.

Por países, Alemania se consolida como el principal destino, con 293.700 botellas, lo que supone un crecimiento de más del 5 % con respecto a enero de 2002. Durante el total del pasado año, este país importó 2.351.000 botellas de vino manchego, convirtiéndose en el primer importador de estos caldos.

Asimismo, en los datos de enero de 2003 destacan los resultados de las exportaciones a Holanda, Estados Unidos y Austria, que han llegado a 167.000, 92.000 y 82.000 botellas, respectivamente, frente a las 62.100, 75.000 y 6.900 botellas que alcanzaron cada uno de ellos en enero de 2002. Con estos datos, Holanda se confirma como el tercer comprador y Estados Unidos consigue la cuarta posición, siguiendo la línea marcada en 2002, cuando llegó a superar las 541.000 botellas.

En el lado contrario, Suecia, con 51.900 botellas en el primer mes, retrociendo con respecto al mismo mes del año anterior.

Pese a que las exportaciones de las más de 90 bodegas exportadoras acogidas a la D.O. LA MANCHA son cada vez más diversificadas, llegando a todos los continentes (28 países diferentes en el mes de enero), el grueso de las ventas de las bodegas manchegas sigue concentrándose en el continente europeo, donde, además de los países anteriormente citados, resaltan Bélgica, Chequia, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Francia o Hungría, entre otros.