AMDPress.- Las ventas de cava ascendieron a 205 millones de botellas durante 2002, un 1,92% más que en el año precedente. De este total, 108,4 millones (52,9%) se destinaron a exportación, un 4,4% más que en el año anterior, mientras que las 96.646.000 botellas comercializadas en el mercado interior significaron un descenso del 0,74%.

Con estos resultados, la comercialización de cava se ha incrementado un 57% en los últimos diez años, pasando de 130 millones de botellas a 205 millones. En este importante crecimiento ha tenido especial incidencia el desarrollo de la exportación, que en este período ha subido de 45 millones de botellas a 108 millones, un 138,9% más.

En el apartado de ventas al exterior, la Unión Europea se ha destacado como el principal mercado. Así, los países comunitarios consumieron el año pasado 87 millones de botellas, un 3,57% más que en 2001. En total, la UE acapara el 80,25% de las exportaciones del cava, cuando hace seis años sólo representaba el 45% de las ventas exteriores del cava.

Por países, Alemania fue otra vez el principal consumidor de cava de todo el mundo, con 55 millones de botellas, un 3,43% menos que el año anterior, que significan el 50,90% de las exportaciones del cava. El Reino Unido es el segundo mayor consumidor, con 22 millones de botellas, un 23,30% más que el año anterior; y Estados Unidos es el tercero, con 9,5 millones de botellas, lo que supone un crecimiento del 11,05% respecto a 2001.

Durante el año pasado, el sector del cava realizó un esfuerzo para incrementar su presencia en países con potencial de consumo. Así, las ventas en Australia crecieron el 134,10%; en Brasil, el 93,59% en Corea, el 513,41% y en Sudáfrica, el 612%. Dentro de la Unión Europea, ha destacado el importante incremento del 60,63% que registraron las ventas a Bélgica y Luxemburgo.