Los fabricantes de productos de gran consumo distribuyeron un total de 466 millones de cupones descuento en España a lo largo del año 2012, según datos de Valassis, lo que supone un incremento del 19,4% en relación con los 390 millones de vales descuento emitidos en 2011. El tercer trimestre de 2012 batió records en cuanto a emisión de cupones descuento por parte de las marcas, alcanzando los 219 millones frente a los 104 millones del segundo trimestre, los 77 millones del cuarto trimestre o los 66 millones del primero.

Según Antonio Henriques, director general de Valassis en España, “los cupones han sido usados con efectividad para promover la compra y la prueba de nuevos productos durante los últimos 125 años, ya que sus ventajas alcanzan a los consumidores, pero también a la distribución, impulsando la generación de tráfico en el punto de venta, y también para los fabricantes, que pueden rotar sus productos, dar salida a sus stocks, abrir mercado a nuevos artículos y, en fin, elevar sus ventas”. El importe medio del cupón descendió, por su parte, desde los 1,22 euros de 2011 a los 1,04 euros de 2012. En 2012, el 39% de los cupones fue distribuido por las marcas utilizando la modalidad “door to door”, mientras que el 36% de ellos llegaron a los consumidores a través del establecimiento, mediante azafatas o incrustado en el paquete del producto, entre otros métodos.

EEUU continúa siendo el país en el que más vales descuento se distribuyen del planeta. De acuerdo con datos del informe Coupon Facts Report deValassis (NCH), los fabricantes estadounidenses de bienes de consumo envasados (consumer packaged goods o CPG) distribuyeron entre los consumidores un total de 305.000 millones de vales descuento a lo largo de 2012. Esta cantidad, muy similar a la de 2012, pone de relieve la confianza de los fabricantes en esta herramienta de marketing promocional. La emisión de vales descuento encuadrados en la categoría de no alimentación, que abarca productos de limpieza, cuidado personal y otros artículos para el hogar, creció el pasado año un 4,4% con respecto a 2011 en territorio estadounidense.

El 79,8% de los consumidores estadounidenses compra regularmente usando cupones, una cantidad que continúa creciendo desde 2007, cuando se situaba en el 63,6%, según Valassis. Otro dato, esta vez aportado por 'the BIGinsight Monthly Consumer Survey', indica que el 53,7% de los consumidores continuó focalizando sus compras en productos de primera necesidad durante diciembre de 2012. Un resultado también muy similar al registrado en 2011, en que alcanzó el 52,1%.