AMDPress.- Las ventas de aceite de oliva en los ocho primeros meses del año alcanzaron 214.177 toneladas, lo que supone una caída del 2,12% en relación al mismo periodo del año, fundamentalmente por el bajada del 6,39% de la comercialización del oliva de entre 0,5 y 1,5 grados.

Según los datos de la Asociación Nacional de Industriales Envasadores y Refinadores de Aceites Comestibles (Anierac), las ventas de aceite de oliva virgen retrocedieron el 0,96% y se situaron en 52.407 toneladas, por el descenso del 26,79% del virgen de hasta dos grados, que no pudo ser compensado por el incremento del 2,5% del virgen extra.