AMDPress.- Según los datos ofrecidos por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, el aceite de oliva destinado al consumo en el hogar aumentó sus ventas en un 8,39% de enero a noviembre de 2001, pasando de los 334,63 millones de kilos que se compraron en 2000 a los 362,71 millones de kilos vendidos en 2001.

A pesar de este incremento del volumen, la facturación ha sido un 7,07% menor, pues si en el año 2000 ésta fue de 815,39 millones de euros (135.670 millones de pesetas), el pasado año fue de 757,76 millones de euros (126.080 millones de pesetas).

En cuanto al consumo per cápita en 2001, las cifras demuestran que el ama de casa ha comprado más aceite de oliva que en el 2000, exactamente 9,04 kilos por persona, frente a los 8,38 del 2000. Por el contrario, en el caso del aceite de girasol no sucede lo mismo, pues sus ventas bajaron el año pasado en un 4,48% (en 2001 se vendieron 153,58 millones de kilos, mientras que en el 2000 fueron 160,79 millones los kilos), con una facturación de 109,14 millones de euros (18.160 millones de pesetas) en el año 2001, frente a los 118,88 millones de euros (19.780 millones de pesetas) del 2000, suponiendo un descenso del 8,21%.