AMDPress.- La firma vitivinícola Bodegas Riojanas registró el pasado año un cifra de negocio de 14,52 millones de euros, con un incremento del 19% respecto a los 12,23 millones de 2001. El resultado bruto de explotación (EBITDA) alcanzó los 3,98 millones de euros, frente a los 3,84 millones del ejercicio anterior. El beneficio consolidado ascendió a 1,38 millones de euros, un 33% más respecto a los 1,03 millones de 2001.

El balance individual de la sociedad Bodegas Riojanas refleja un descenso en el beneficio neto del 16%. Según ha comunicado la firma a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), este retroceso se debe a las provisiones realizadas por las pérdidas acumuladas por Bodegas Torreduero, pese a que esta sociedad que ha evolucionado de acuerdo con las previsiones del grupo.

En cuanto a la distribución de las ventas, los vinos de crianza y el mercado exterior han protagonizado los mayores aumentos porcentuales de volumen comercializado. Un crecimiento que la firma ha mantenido en las primeras cifras de 2003 y que prevé consolidar a lo largo del ejercicio.