Las ventas de cerveza española crecieron un 2,5% en 2000, hasta situarse en 25,7 millones de hectolitros y alcanzando una facturación de 335.828 millones de pesetas, lo que supone un incremento en torno al 4% sobre el año anterior, según los datos hechos públicos hoy, 26 de marzo, por Cerveceros de España, organización que representa al 100% de la producción cervecera española.