El valor del mercado de frutos secos y snacks cerró el ejercicio 2014 con un incremento del 2,8%, similar al del año anterior, hasta situarse en unos 2.040 millones de euros, según cifras de DBK. A pesar del estancamiento del consumo, el moderado aumento de los precios finales de venta posibilitó dicha evolución.

El segmento de frutos secos concentró en 2013 el 37,8% del valor total del mercado, con una cifra de 750 millones de euros, lo que supuso un aumento del 4,3% en comparación con el año anterior. Por su parte, las ventas de snacks, registraron en ese año un crecimiento del 2%, hasta alcanzar los 660 millones de euros, el 33,2% del total.

En cuanto al segmento de patatas fritas, caracterizado por su alto grado de madurez, el valor de las ventas se incrementó un 1,1%, situándose en 575 millones de euros, con una participación del 29% en el mercado total.

Previsiones

Las previsiones apuntan también a una aceleración del ritmo de crecimiento del volumen de negocio durante el bienio 2015-2016, en un contexto de mejor comportamiento del volumen de consumo, estimándose una variación en 2015 superior al 3%.

En un marco de intensa competencia, DBK resalta que los fabricantes marquistas continuarán potenciando las inversiones dirigidas a la innovación, "tanto en lo referente a la presentación y los formatos, mejor adaptados a cada segmento de demanda, como en lo relativo a la gama de productos".

Los productos más saludables -bajos en grasa y sal, enriquecidos con ingredientes funcionales, sin gluten-, ecológicos y tipo gourmet son los que presentan un mayor potencial de crecimiento, según este análisis.

Concentración 


El número de empresas dedicadas a la producción y/o comercialización de frutos secos y snacks con una actividad significativa, considerando como tales aquellas con una facturación anual superior a un millón de euros, se sitúa en unas 110 según DBK. En este ámbito, en los últimos años se observa una tendencia a la concentración de la oferta, motivada por el cese de actividad de algunas compañías de pequeña dimensión y las operaciones de compra y fusión de empresas acometidas por los operadores líderes.

Por otra parte, la madurez del mercado nacional continuará impulsando los procesos de internacionalización de la actividad de los principales operadores, tanto en mercados tradicionales como en nuevas zonas geográficas.

En 2013 los cinco primeros operadores reunieron de forma conjunta el 42,8% del mercado total, porcentaje que se situó en el 53,9% al considerar los diez primeros. El grado de concentración es especialmente alto en los segmentos de frutos secos y snacks, mostrando el de patatas fritas una mayor atomización.