AMDPress.- Las ventas de vino de la Denominación de Origen Calificada Rioja ascendieron el pasado año a 220,3 millones de litros de vino, lo que supone un incremento del 37,8% respecto al año anterior y sitúa a 2001 como el segundo mejor ejercicio de la historia de la denominación por detrás de 1998, cuando se alcanzaron unas ventas de 222 millones de litros. Este crecimiento de las ventas se reflejó en la facturación de las bodegas inscritas en la denominación, que conjuntamente alcanzaron un total de 6.911 millones de euros (155.000 millones de pesetas), lo que significa un crecimiento del 8% respecto al ejercicio anterior y un 26% más que en 1998, su año récord en ventas.

Según los datos del Consejo Regulador difundidos ayer, 29 de enero, los vinos jóvenes o sin crianza fueron los impulsores de esta positiva evolución al registrar un crecimiento de cerca del 82%, hasta los 119,5 millones de litros. Mientras que los grandes reservas, con unas ventas de 4,7 millones de litros, lograron un incremento del 14%, los crianzas del 7,7% (70,6 millones de litros) y los reservas del 4,06% (25,4 millones de litros).