Aral Digital.- Nestlé ha obtenido en España unas ventas de 1.952 millones de euros (total que incluye el negocio de HealthCare Nutrition, cedido a Fresenius Kabi, hasta junio de 2007, así como el adquirido a Novartis a partir de julio de 2007) durante el ejercicio de 2007. Esta cifra representa un incremento del 5,4% respecto a 2006 y sitúa a la filial española en línea con la favorable evolución de las ventas del Grupo a nivel global. Asimismo, consolidan a Nestlé España como uno de los diez primeros mercados del Grupo a nivel mundial.

Gracias a la buena evolución de los productos y marcas más emblemáticas de Nestlé y a la excelente acogida de las innovaciones por parte de los consumidores, las ventas correspondientes al mercado español totalizaron 1.633 millones de euros y crecieron un 5,1% respecto al año anterior.

Los mejores resultados de la compañía se concentraron en las gamas de café soluble y café tostado; chocolates, sobre todo el segmento de tabletas y cacao soluble Nesquik; aguas embotelladas sin gas; alimentos para animales domésticos; y leches infantiles.

Respecto a cafés, destaca la evolución de Nescafé Dolce Gusto, un nuevo sistema de bebidas en cápsulas monodosis, puesto a la venta a mediados de septiembre de 2007, que ha promovido la creación de una nueva categoría en el punto de venta, con la que Nestlé está captando nuevos consumidores y creando nuevos momentos de consumo.

Frente a estos resultados, los helados acusaron el impacto de la adversa climatología que afectó a la campaña de verano y evolucionaron de forma negativa, comportamiento que caracterizó también al conjunto del mercado.

Por su parte, las exportaciones sumaron un total de 319 millones de euros y crecieron un 7% respecto a 2006. En conjunto, las exportaciones concentraron el 16% de las ventas totales y, en su mayor parte, tuvieron como destino otras empresas del Grupo Nestlé, especialmente europeas, lo que confirma la importante competitividad de las fábricas españolas en el ámbito productivo del Grupo Nestlé en Europa.

Por categorías de producto, las más exportadas fueron café soluble, alimentos infantiles, helados, chocolates, café verde descafeinado y productos lácteos que, en conjunto, concentraron prácticamente el 90% del total exportado.

Por destino, Europa absorbió el 86% del total de ventas a otros mercados, seguida de Asia con un 10%. Por países, Francia, Portugal, Reino Unido, Italia, Grecia y Suiza fueron los destinos más importantes y recibieron dos tercios del total exportado.

La innovación es muy importante para Nestlé. Un año más, el programa 'Nestlé Innova', nacido en 1997 con el objetivo de implantar en la compañía una cultura de innovación y promover el crecimiento de la aportación de los nuevos productos a la cifra de ventas anual, continúa su positiva trayectoria.

En 2007, Nestlé invirtió 75 millones de euros en el mercado español, de los que dos tercios (51 millones de euros) se dirigieron al ámbito de producción, el 29% ( 22 millones de euros) a las áreas de administración, venta y distribución, y el 2% restante (2 millones de euros) a tecnologías de la información.

Uno de los grandes hitos estratégicos del ejercicio 2007 tuvo lugar el pasado 1 de julio al cerrarse la adquisición mundial de la división de Medical Nutrition a Novartis Consumer Health. En el caso del mercado español, y con el objetivo de cumplir con los requisitos de las autoridades europeas de defensa de la competencia, Nestlé España se desprendió de la división HealthCare Nutrition, que fue adquirida por la empresa Fresenius Kabi, con efecto 1 de diciembre de 2007.

La incorporación de la división adquirida a Novartis, especializada en el mercado de nutrición clínica en España, unida a la fuerza de Nestlé en el negocio de nutrición infantil, sitúa a Nestlé España en una clara posición estratégica en el mundo de la nutrición.

Para Nestlé España, 2007 ha sido el año de implantación de GLOBE (Global Business Excellence), un programa de alcance mundial que el Grupo Nestlé está incorporando en todos sus mercados y cuyo principal objetivo es mejorar el rendimiento y la eficiencia operacional de sus negocios en todo el mundo, centrándose en crear y adaptar procesos comunes de negocio para que la dimensión de Nestlé constituya una ventaja y no un obstáculo, en un entorno que cambia continuamente; unificar y alinear Nestlé interiormente para que sea más competitiva en el exterior, de forma global; y liberar beneficios potenciales de negocio, aprovechando el poder de la tecnología electrónica (e-world) con un enfoque hacia los clientes/canales y consumidores.

GLOBE debe permitir un cambio en la forma de gestionar la compañía, pasando de un sistema de reporting periódico a un sistema de gestión en tiempo real.