AMDPress.- Las ventas del sector de salsas en 2005 han sido de 423.349 toneladas, lo que supone un crecimiento del 2% respecto a 2004, según un informe realizado por la Asociación Española de Fabricantes de Salsas y Condimentos Preparados. Además, el valor recaudado por el sector ha sido de 625,8 millones de euros.

Del volumen total, un 39% ha correspondido a tomate frito, el 23,3% a tomate triturado, el 22% a mayonesa y salsas finas, el 7,1% a ketchup, el 6,4% a otras salsas y el 2,1% a mostaza. En el canal alimentación es donde se registra la mayor parte de las ventas con cerca de un 77% del total. Dentro de este segmento, el 61,1% de las compras se realizan en supermercados. A continuación se sitúan los hipermercados con una cuota de mercado del 33,4% y por último se encuentran las tiendas especializadas con el 3,7%.

De todos modos, es el canal de hostelería el que representa un mayor crecimiento tanto en términos de valor como de volumen. Los formatos que más volumen de ventas generan en hostelería son los de dos a cuatro kilogramos, aunque el formato que más incremento ha conseguido es el de monodosis.

En cuanto a las importaciones, estas han aumentado casi un 15% en volumen. Mientras, las exportaciones han sufrido un ligero retroceso del 1,6% también en volumen. En valor, las exportaciones muestran una ligera evolución positiva con un aumento del 4,7%, incremento superado por las importaciones con un 12,2%.

Por otra parte, a nivel europeo, España se sitúa en un punto medio como productor de salsas envasadas. La media europea de producción de salsas se sitúa en el 72%. Por encima de ésta se encuentran países como Bélgica, Italia, Holanda y España, con un 80% de la producción de este tipo de salsas, y Francia con un 84%. Por el contrario, Alemania se sitúa ligeramente por debajo de la media (70%) y Reino Unido se desmarca claramente con un 58%.