AMDPress.- El Grupo Leche Pascual finalizará en 2006 su proyecto de ampliación de la capacidad de tratamiento de aguas residuales con la puesta en funcionamiento de tres nuevas Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales (EDAR). Las EDAR estarán en las plantas de Gurb (Barcelona), Aranda de Duero (Burgos) y Palma del Río (Córdoba) y se sumarán así a la de Outeiro de Rei (Lugo). Con este proyecto, el grupo tendrá capacidad de depurar aguas residuales equivalentes al consumo de una población de 800.000 personas.

Una vez que las aguas son utilizadas en las fábricas del Grupo Leche Pascual, se conducen por medio de una red de recogida a su depuradora correspondiente, que se encuentra dentro del recinto de la fábrica. Tras su tratamiento y purificación, las aguas son reutilizadas parcialmente para usos industriales, como necesidades de la propia EDAR, sistemas auxiliares de las plantas o limpieza de las calles de las fábricas. El resto del agua, después de ser tratada, es devuelta al cauce público. Con esta medida, Leche Pascual cumple con su compromiso con el medioambiente a través de un consumo respetuoso de las aguas.