AMDPress.- Grupo Leche Pascual ha presentado en la planta cántabra de Frixia la primera leche uperisada en botella de PET del mundo. Mediante un proceso de envasado aséptico único se garantizan el sabor y calidad de la leche envasada en tetra brik, algo que hasta ahora no era posible, y se aseguran todas las propiedades del producto. La compañía, que ya introdujo el brik en España en 1973, ha invertido 13 millones de euros para el desarrollo de esta nueva tecnología.

La botella de PET ofrece varias ventajas frente a la botella de polietileno, de uso común en las industrias lácteas. En primer lugar, permite envasar leche uperisada de forma aséptica, al mismo tiempo que se da forma a la botella. Esto significa que, en el mismo proceso, la materia prima se somete a un solo tratamiento térmico, la uperisación, que calienta la leche a 148º durante 2,4 segundos y asegura el mantenimiento de todas sus propiedades, a la vez que se envasa en el formato PET. Por el contrario, el uso de polietileno sólo permite envasar leche esterilizada y de forma no aséptica, lo que obliga a aplicar dos procesos térmicos más agresivos, uno de ellos de 13 minutos una vez envasada la leche.

Así, el nuevo formato mantiene todas las vitaminas porque actúa como barrera frente al oxígeno, no absorbe olores y puede almacenarse horizontalmente gracias a la estanqueidad que garantizan el cierre de seguridad y el tapón de rosca. Por último, el reciclado y tratamiento de los residuos de PET es mucho menos agresivo para el entorno que el polietileno. El nuevo formato de Leche Pascual llegará a los lineales en botellas de 1,5 litros y cajas de cuatro unidades, en las modalidades desnatada, semidesnatada y entera.

Por otra parte, Grupo Leche Pascual ha sido premiado por la escuela de negocios ESADE con el trofeo de oro a la “Creación de Nueva Marca” por su gama de productos de soja ViveSoy, lanzada hace ya tres años.