ARAL Digital.- Logifruit, empresa interproveedora de Mercadona, realizó una inversión el pasado año de más de 5 millones de euros en diferentes máquinas de última generación y en la optimización de los métodos de trabajo para mejorar la eficiencia. Gracias a ello, Logifruit cerró 2012 con un incremento del 5% en el movimiento de envases en comparación con 2011. En total, más de 207 millones de movimientos de cajas frente a los 197 millones de 2011. La compañía dispone en la actualidad de más de once millones de envases a disposición de sus clientes.

La empresa valenciana de soluciones de envase, que cuenta con once centros de lavado y clasificación en España, siguió creciendo en movimientos de cajas en 2012 de la mano de Mercadona. Además, Logifruit consiguió agilizar los procesos de lavado y secado de las cajas a través de la automatización de trabajos y la formación de los trabajadores. De media, cada empleado de Logifruit gestionó 6.000 cajas más en 2012 que en 2011 y recibió 20 horas de clases de formación continua sobre los nuevos métodos de trabajo y diferentes mejoras para el aumento de la productividad.

Logifruit cerró 2012 con 19 puestos de trabajo creados y la aprobación de un convenio colectivo de la empresa para los próximos cinco años. Así, Logifruit llegó por primera vez a los 725 trabajadores. Una cuestión destacada del nuevo convenio colectivo es también la aplicación del Plan de Igualdad en todas las delegaciones de Logifruit en España. Durante 2013, la compañía aumentará el número de centros de clasificación y lavado de envases en España con la apertura de una nueva delegación en Guadix, Granada, dentro de la política de cercanía a los clientes y a los puntos de mayor tráfico de mercancías.

El director general de Logifruit, Pedro Ballester, ha asegurado que “Logifruit va a continuar invirtiendo para seguir con la máxima calidad en el servicio al cliente, haciendo más con menos y al mejor precio posible”. Ballester ha afirmado que el éxito en el incremento de la eficiencia de la empresa se debe al acierto en las inversiones de maquinaria y, también, a los trabajadores, “el mejor activo de la compañía”. “Reducir, reutilizar y reciclar son los principios en los que la empresa se va a seguir basando para innovar en sus envases y así poder seguir creando valor a la sociedad y mantener la sostenibilidad de la compañía”, ha concluido Ballester.