AMDPress.- Los Consejos de Denominaciones de Origen Genéricas y Específicas y el Consejo de Agricultura Ecológica de la Región de Murcia, así como los órganos de gestión que contempla la Ley 24/2003 de la Viña y de Vino, tendrán, a partir de ahora, personalidad jurídica propia como corporaciones de derecho público, autonomía económica y plena capacidad de obrar para el cumplimiento de las funciones, según recoge el artículo 1 de la nueva Ley 6/2003, de 12 de noviembre, de los Consejos Reguladores, que entró en vigor el pasado martes, 2 de diciembre, tras su publicación en el BORM.

Este hecho se debe a que la nueva la nueva Ley 24/2003 de la Viña y el Vino establece la necesidad de que las comunidades autónomas designen por ley la personalidad jurídica propia, de naturaleza pública o privada, de los órganos gestores de los vinos de calidad producidos en una región determinada, entre los que se encuentran los Consejos Reguladores de las Denominaciones de Origen y las Denominaciones de Origen Calificadas de vinos.