AMDPress.- Los consumidores europeos gastan ahora el doble en comida ecológica que a finales de los noventa. Italianos, españoles, alemanes, británicos y franceses gastaron un total de 8.000 millones de euros en alimentos orgánicos. En este periodo, el mercado español registró el mayor crecimiento, un 564%, debido a que partía de una base muy pequeña. Ahora, su valor es seis veces mayor que hace cinco años.

Por su parte, el mercado alemán representa el 40% del total europeo, alcanzando los 3.200 millones de euros. En 1998, ya era el mayor mercado ecológico de Europa y, según el informe del servicio de información de I D de la Comisión Europea, será el más dinámico en los próximos años.

El principal problema para la expansión de este mercado es que los productos ecológicos tienen un precio entre un 20 y un 30% mayor que los pertenecientes a la producción intensiva. Además, sólo una cuarta parte de los consumidores cree que merece la pena pagar más. El estudio mencionado recomienda a las empresas que reduzcan el precio de los alimentos o expliquen mejor al comprador los beneficios de los productos ecológicos.