ARAL Digital.- Los hogares españoles incrementaron el consumo alimentario durante ese año móvil en un 0,9%, y en menor medida el gasto en un 0,5%, debido a la caída en los precios medios de un -0,4%, según se desprende del Panel de Consumo Alimentario en los hogares tras los últimos datos interanuales correspondientes al período diciembre 2011 a noviembre 2012 tras ser actualizados por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. El gasto per cápita se situó, al cierre de ese año móvil, en un gasto de 1.461,98 euros y en un consumo de 658,66 kilos por persona.

El incremento del consumo de Alimentos en el hogar fue generalizada, detectándose las mayores subidas en la categoría de frutas frescas ( 3,3%), especialmente en las frutas veraniegas: sandía (15,0%), albaricoques ( 14,5%), melón ( 6,5%), melocotones ( 1,2%), además de los plátanos ( 5,4%) y el kiwi ( 10,8%). Por el contrario, descendió el consumo de manzanas y peras (-1,4% y -2,7% respectivamente). También aumentó el consumo de patatas frescas ( 3,1%) mientras que el resto de hortalizas frescas se mantuvo estable.

El Panel de Consumo también constata un incremento en el consumo de carnes en los hogares ( 1,3%), basado en el aumento de las carnes frescas ( 1,0%), entre las que destacan las de pollo y cerdo fresco ( 2,1% y 0,7% respectivamente) y de las carnes transformadas ( 2,7%). Por el contrario, desciende la carne congelada en un -0,4%. Por otro lado, se incrementa la presencia de productos con base de cereales como el pan ( 1,1%), bollería/past./galletas/cereales ( 1,2%), arroz ( 2,1%), total pastas ( 1,6%) y legumbres un 0,8%. Sube igualmente en un 1,9 % la compra de bebidas alcohólicas de alta graduación.

Otros, sin embargo, experimentan un descenso en el consumo como el aceite de oliva que baja en un -2,1%, mientras que la variedad de girasol, se mantiene estable. Desciende también el volumen comprado de pescado. En este apartado el congelado disminuye un -3,9%, y el fresco un -0,7%. Igualmente se observa un descenso en el consumo de moluscos/mariscos/crustáceos (-1,8%). En general, el volumen comprado de alimentos frescos para el consumo dentro del hogar creció un 1,7%, siendo la tienda de descuento el canal que más ha visto incrementado su volumen de compra con respecto al año móvil noviembre 2011 ( 5,5%). Por el contrario, la tienda tradicional es el único canal que disminuye sus compras de frescos en un -1,1%.

Noviembre de 2012 se presenta como un mes positivo, en el que se incrementa el consumo de alimentación en el hogar de un 2%, con un incremento del 1,8% de los precios medios que produce un aumento del gasto del 3,9%. En noviembre de 2012 el incremento del consumo es generalizado, destacando el aumento del 2,5% en la compra de carne. Concretamente esa subida se presenta en el consumo de cerdo fresco ( 5,7%) y del ovino/caprino fresco ( 4,0%). La ternera fresca se mantiene estable y el pollo fresco desciende levemente (-0,4%), en comparación a noviembre 2011. Aumenta el consumo de leche líquida ( 2,9%), debido al incremento en la compra de la leche entera y desnatada ( 6,4% y 4,6% respectivamente), mientras que la variedad semidesnatada cae un -0,6%. Se detecta, por otra parte, el aumento de los espumosos un 11,3%, y de los vinos de mesa ( 9,1%).

También se incrementa la presencia de legumbres en el hogar ( 8,2%). Crece el consumo de fruta fresca, destacando las frutas de hueso ( 49,1%), sobre todo los melocotones ( 73,0%) y las ciruelas ( 47,5%). Igualmente aumenta la compra de cítricos ( 4,3%) como los limones y las naranjas ( 5,9% y 4,7% respectivamente). No ocurre igual con las frutas con pepita que descienden (-9,0%), así como el consumo de manzanas que cae (-7,1%) y el de peras (-12,1%). Otro producto a la baja es el aceite (-9,1%) como consecuencia de la fuerte caída de la compra de la variedad de oliva (-16,1%) y algunas bebidas como el agua envasada (-3,8%), la sidra (-8,4%), así como los zumos y néctar (-2,0%).