En los tres primeros meses de 2015, los envíos a Madrid de quesos típicos italianos aumentaron un 33%, y de enero a julio de 2015 se registró un incremento del 21,3% con respecto al mismo período del año anterior, alcanzando las 12.549 toneladas, según los estudios realizados por Afidop (Associazione Formaggi Italiani DOP).

"Datos, por consiguiente, muy positivos", destaca Afidop, incluso mejores que los ya excelentes, registrados a lo largo de 2014, con un notable avance del 16%, cuando las exportaciones de quesos italianos dirigidas a la Península Ibérica superaron las dieciocho mil toneladas, valoradas en cien millones de euros. Gracias a los datos de 2015, España ha adelantado a Bélgica y se ha convertido en el cuarto mercado de Europa en la recepción de productos queseros «Made in Italy», tras Francia, Alemania y Reino Unido.

Son los quesos DOP (Denominación de Origen Protegida) sobre todo, los que protagonizan las ventas de los productos queseros italianos en España. Según la clasificación de los «más vendidos», después de la omnipresente mozzarella, aparecen el Grana Padano DOP y el Parmigiano Reggiano DOP, que en los siete primeros meses de 2015 han sobrepasado las dos mil toneladas. Bien colocados en el ranking también se encuentran el provolone (incluido el Valpadana DOP, con 1034 toneladas) y el Gorgonzola DOP (con 547 toneladas). "Los consumidores españoles parecen tener en muy buena estima la variedad de los productos queseros que ofrece Italia", remarca Afidop.