AMDPress.- El grupo cervecero Mahou-San Miguel tiene previsto invertir más de 15 millones de euros hasta 2006 para continuar el plan de mejoras y ampliaciones de su fábrica de Burgos, en cuya modernización ha destinado 12 millones durante los últimos cuatro años.

La compañía, que posee cuatro fábricas situadas en Alovera (Guadalajara), Málaga, Lérida y Burgos, también está desarrollando una inversión de nueve millones de euros en la planta de Lérida para incrementar su capacidad de producción y reducir los costes energéticos.

Por otro lado, el presidente de la Junta de Castilla y León,. Juan Vicente Herrera, inauguró el pasado lunes, 26 de enero, el Centro de Interpretación Industrial, que ha supuesto una inversión de 1,5 millones. Estas instalaciones están destinadas a recibir visitas guiadas del público que desee conocer el proceso productivo de la cerveza. La compañía prevé que 15.000 personas visiten el centro durante 2004.