ARAL Digital.- Mahou-San Miguel ha destinado, en 2011, 28,2 millones de euros para seguir contando con las más modernas instalaciones que garanticen la máxima eficiencia, calidad, seguridad y respeto al medio ambiente. Dichas inversiones, que suponen un incremento del 2% respecto al anterior, se han destinado a proyectos dirigidos a la optimización logística, a la mejora del servicio al cliente, al incremento de la eficiencia energética y de la sostenibilidad y al desarrollo de nuevos productos y formatos.

El Grupo Mahou-San Miguel ha realizado un importante esfuerzo inversor en el área industrial que se ha traducido en la incorporación de las tecnologías más novedosas en sus siete fábricas: Alovera (Guadalajara), Burgos, Candelaria (Tenerife), Córdoba, Granada, Lleida y Málaga, que suman una superficie global ocupada, destinada a la actividad fabril, que ronda el millón de m2.

Así, desde 2001, ha destinado a este fin más de 285 millones de euros que han posibilitado que sus plantas se conviertan en centros de producción modernos que combinan la más pura tradición cervecera con un alto grado de automatización, lo que garantiza la calidad de producto y un excelente comportamiento medioambiental.