A dos meses desde que comenzase la crisis causada por el Covid-19, las marcas de fabricante siguen con su compromiso hacia los sectores que más necesitan ayuda en la lucha contra la pandemia. Las compañías, siguen aportando día tras día su ayuda en materia de acción social.

Promarca, pone de manifiesto las acciones que están llevando a cabo las empresas de Primeras Marcas que, si bien ya venían colaborando de antes, han reforzado su ayuda ante la situación de alarma

A raíz del SOS lanzado por varios Bancos de Alimentos y ONGs de toda España, que denunciaban la escasez de géneros alimenticios en sus despensas ante el aumento de la demanda, las marcas de fabricante han contestado con excepcional solidaridad y firmeza. Promarca, pone de manifiesto las acciones que están llevando a cabo las empresas de Primeras Marcas que, si bien ya venían colaborando de antes, han reforzado su ayuda ante la situación de alarma.

Estas compañías están reiterando su ayuda a los sectores más desfavorecidos de la sociedad y que más han sufrido los efectos de la crisis. Así, Adam Foods está tramitando para esta semana y la próxima, la entrega de más de 150.000 productos, lo que supone unas 60 toneladas, de Galletas Artiach y Cuétara para Bancos de Alimentos, Cáritas y Cruz Roja. Bimbo, por su parte, ha donado más de 60.000 kg de productos de pan, bollería y pastelería a estos centros. Bonduelle y Calidad Pascual son otras dos de las muchas empresas que están siendo ejemplo de solidaridad. La primera se ha hecho entrega de más de 30.000 productos no perecederos a la Federación Española de Bancos de Alimentos (Fesbal). La segunda ha aportado 1.800 litros de leche, 1.200 bifrutas, 1.200 batidos de chocolate y 1.200 bricks de huevo líquido pasteurizado al Ayuntamiento de Aranda, que colabora con la asamblea de Cruz Roja para crear un banco de alimentos. Asimismo, la compañía ha firmado un convenio con Cáritas para repartir a familias en situación de vulnerabilidad un millón de desayunos con cuatro productos diferentes.

También Campofrío ha donado más de 50.000 Kg de producto organizaciones caritativas y centros benéficos autorizados para la distribución de comida. Asimismo, Capsa Food, con su marca Central Lechera Asturiana, sigue intensificando las donaciones de productos lácteos a Bancos de Asturias. Coca-Cola España, por su parte, ha hecho una donación al Plan Cruz Roja Responde que permitirá ayudar en materia sanitaria y alimentaria a 4.000 personas durante 8 semanas. Danone con su programa de Acción Social “Alimentar por Amor” colabora con Fesbal, Cáritas y Cruz Roja para garantizar la cobertura de las necesidades básicas a aquellas personas en una situación de vulnerabilidad. Ferrero Ibérica, por su parte, están colaborando también con Cruz Roja y Cáritas para atender las franjas de población más desprotegidas. General Mills también sigue contribuyendo a esta lucha con donaciones a las entidades mencionadas anteriormente.

Ignacio Larracoechea: “Vuelvo a constatar que la crisis saca lo mejor de la gente que es valiente y la gente que tiene valores. Hay que estar en primera línea con los que sufren y con los que nos necesitan. Aunque la crisis haya afectado las proprias marcas, estas siguen al lado de los consumidores”

Hero España han donado, desde que empezó la crisis hasta el momento, cerca de 40 toneladas de productos, principalmente a la Federación de Bancos de Alimentos, Cruz Roja y Cáritas, para repartir entre la población más vulnerable tanto de la Región de Murcia como a nivel nacional. Idilia Foods ha donado más de 100 toneladas de productos ColaCao y Nocilla a organizaciones humanitarias en el marco de su campaña de ayudas por el Covid-19. 

Mahou San Miguel también ha a donado, en colaboración con Cruz Roja, 300.000 euros para garantizar la alimentación e higiene básica de 10.000 personas con dificultades y personas mayores. Mondelez International, durante las últimas semanas, ha puesto en marcha iniciativas para aliviar los efectos de la crisis sanitaria con la donación de más de 30 toneladas de productos a varias organizaciones benéficas. Nestlé, por su parte, ha entregado hasta el momento más de 1 millón y medio de productos como platos preparados a base de legumbres, suplementos nutricionales, snacks, barritas de cereales, aguas y café, entre otros, a Bancos de Alimentos, colectivos sanitarios y transportistas que distribuyen de forma diaria los alimentos necesarios a supermercados y comercios que abastecen a las familias. Además, ha donado para el Plan Cruz Roja Responde cerca de 300.000 euros.

Ignacio Larracoechea, presidente de Promarca, ha agradecido el esfuerzo y el gran espíritu de solidaridad que las marcas de fabricante están demostrando en esta crisis: “Vuelvo a constatar que la crisis saca lo mejor de la gente que es valiente y la gente que tiene valores. Hay que estar en primera línea con los que sufren y con los que nos necesitan. Aunque la crisis haya afectado las proprias marcas, estas siguen al lado de los consumidores. Las marcas de toda la vida saben que tienen que estar allí, y saben que, aunque haya muchos casos de empresas que han perdido ventas, ahora mismo lo importante es ayudar y servir a los que más lo necesitan”.