ARAL Digital.- Martínez Loriente, que cumple diez años dedicada al procesado de carne fresca y productos derivados, ha alcanzado en 2011 casi los 500 millones de euros en volumen de negocio (un 5,2% más que en 2010) y ha producido 105.600 toneladas de carne (mil más que el año anterior). En el mismo año, Martínez Loriente ha invertido 11 millones en producción industrial y ha llegado a casi 1.500 puestos de trabajo directos, 3.000 con empresas participadas y empleos inducidos. Así, la cifra de negocio del ejercicio 2011 se sitúa en 497,5 millones de euros, un 5,2% superior al ejercicio 2010. Desde 2003 (primer ejercicio completo) la facturación ha crecido más del doble (un 135%).

Los beneficios netos se han incrementado desde la permanente apuesta por la contención de precios. Han pasado de los 11,1 millones de euros en 2010 a 12,5 millones en 2011. Martínez Loriente, en su interés por estar a la vanguardia de la calidad y seguridad alimentaria ha desarrollado un método para aumentar y prolongar la terneza de los productos de vacuno, totalmente contrastable aplicando estándares de calidad homologados. Los productos se hacen más homogéneos y el resultado se ha llevado recientemente a los lineales de Mercadona con gran aceptación de los clientes.

La plantilla media anual ronda los 1.500 empleados y empleadas. De las casi 600 personas que iniciaron la empresa en 2002 se ha pasado a las 1.462 que la componen en 2011, 14 más que en el año anterior. Si se cuentan empresas participadas y empleos inducidos la cifra alcanza los 3.000, con crecimiento constante incluso en estos últimos años. Martínez Loriente aporta a la sociedad un empleo estable y de calidad (el 85% de sus empleados son fijos) con medidas que posibilitan la conciliación de la vida profesional y familiar, paquetes de beneficios sociales, política retributiva con prima, salario variable por objetivos, retribución flexible, y servicio médico y psicológico propio.