En 2012 se produjeron en Europa más de 59.000 millones de latas de refrescos y cerveza, según los últimos datos proporcionados por BCME (Beverage Can Makers Europe). Ello supone un incremento del 3,7%, o sea, de 2.000 millones de unidades. Este crecimiento es debido a las buenas perspectivas en Europa del este, donde se llenaron un 5,7% más de latas. Como ejemplo, Hungría, donde las ventas crecieron un 28% debido al mayor consumo de refrescos. En el noroeste de Europa, se registró un crecimiento del 3,2%, bastante por encima del crecimiento del PIB de la región.

La venta de latas de cerveza aumentó un 4%, a pesar de la caída en el consumo de cerveza en Europa de alrededor del 1%. Las latas de bebidas refrescantes crecieron un 3,4%, encabezado por los países nórdicos. Estas cifras son noticias positivas para la industria europea de las latas de bebidas ya que los fabricantes de refrescos y los cerveceros están reconociendo las ventajas de la lata en el mix de envases actual.

Canadean, la entidad que ha recopilado estas cifras para BCME, afirma que hay una tendencia constante a desplazar el consumo desde la botella rellenable a la lata. El ambiente macroeconómico actual de la eurozona está desanimando a los consumidores a ir a bares y restaurantes. La gente está comprando más packs de latas de cerveza en los supermercados para consumirlos en el hogar. Algunos cerveceros también están llenando latas de menor tamaño para acomodarse a la demanda de unos consumidores europeos cada vez más sensibles al precio.

Welf Jung, presidente del comité de marketing de BCME afirma, “el incremento del llenado de latas de bebidas en Europa confirma la consolidación y determinación de este envase. Las latas de bebidas son ya una opción muy extendida para el consumo de cerveza, refrescos y bebidas energéticas, gracias a su llenado, la economía de espacio y su capacidad de reciclado indefinido. La continua mejora de los datos de reciclado en toda Europa confirma que los consumidores están respondiendo positivamente a los programas de la industria como “Every can counts”, creado por BCME y que promueve, entre otras cosas, la cultura del reciclado”.

En el caso de España, ya en 2011 se reciclaron más de 4 de cada 5 latas de bebidas consumidas (se superó la tasa de 82%), con lo que nuestro país figura claramente entre los de cabeza en Europa en cuanto al reciclado de este envase.