Aral Digital.- El grupo lácteo alemán Müller se ha decidido dejar el mercado español de yogures, al no poder enfrentarse al líder, el grupo Danone. Este último controla más de la mitad del negocio de nuestro país.

Müller comenzó a operar en España en el año 2003. Su objetivo era alcanzar una cuota del 10% y convertirse en el segundo operador del sector. Tras casi cinco años de batalla, sólo ha conseguido hacerse con una participación del 1%.

Müller ocupa el quinto puesto del ránking, por detrás de Danone, con una cuota del 53,9%; Central Lechera Asturiana; Nestlé; y Campina, según datos de la consultora IRI.

A Müller, además, le ha perjudicado el imparable crecimiento de las marcas blancas, que ya se han hecho con el 32,9% del sector, y que son las únicas que han logrado escalar posiciones en los últimos años en el mercado del yogur.