AMDPress.- El fabricante alemana de productos lácteos Müller ha comenzado su entrada en el mercado catalán, una región que considera “clave y estratégico para la compañía ya que sólo el área metropolitana de Barcelona constituye el 10% del consumo total de yogur en toda España”.

La entrada en Cataluña se realizará a través de los acuerdos alcanzados con los grupos Carrefour, Bon Preu, Caprabo y Alcampo, que le permitirá estar presente en 150 establecimientos. Müller proveerá a estas tiendas de 15 variedades de sus cuatro gamas de yogures: cremosos, “étnicos”, mousse y líquido.

Recientemente, la compañía alemana ha confirmado sus previsiones de convertirse en el segundo principal operador del sector nacional en un plazo de cinco años. La firma comenzó su andadura entrando en los lineales de cadenas como Carrefour, Champion e Hiper Usera en la Comunidad de Madrid; continúo confirmando su presencia en las tiendas Caprabo; y el siguiente paso ha sido su expansión en Cataluña.

Por otro lado, la estrategia de imagen de Müller continuará basada en el concepto de “placer”, una idea que ya comenzó a potenciar con una campaña de televisión para el ámbito de Madrid”, que consistía en, sin alejarse del concepto “sano”, destacar lo placentero, como alternativa a los productos presentes en el mercado.

Por último, la Comisión Europea ha aprobado la concesión de una ayuda, por parte del gobierno de la región alemana de Sajonia, al grupo Müller por valor de 40 millones de euros, que estarán dirigidos a subvencionar las obras de mejora de la planta de productos lácteos que la compañía posee en Leppendorf (Alemania).