AMDPress.- La filial española del grupo suizo Nestlé ha comprado la totalidad de Nestlé Portugal por 550 millones de euros. La adquisición permitirá “avanzar en la racionalización de la presencia de la compañía en ambos mercados”, según han declarado fuentes de Nestlé, que aseguran que la operación “está enmarcada en el proceso de reorganización internacional del grupo y, específicamente, en la progresiva integración de la región ibérica de Nestlé”.

A partir de ahora, toda la actividad en el mercado portugués se gestionará desde la sede de Nestlé en Esplugues de Llobregat (Barcelona), aunque ambas sociedades mantendrán su propia cuenta de resultados. Ambas filiales estaban gestionadas por el mismo equipo directivo, liderado por José Arcas, director general para España y Portugal.

La sede de Nestlé en el mercado portugués se encuentra en Linda a Velha, cuenta con plantas en las ciudades de Lagoa y Porto, y dispone de ocho centros de producción distribuidos por todo el territorio portugués.

Por otro lado, mañana viernes, 1 de octubre, se alcanzará el plazo fijado por Nestlé para finalizar la reorganización de su negocio de helados en España, por lo que se producirá la fusión efectiva de Helados Miko y Compañía Avidesa en la nueva sociedad Helados y Postres.