AMDPress.- Nestlé España, filial de la multinacional alimentaria suiza, obtuvo una facturación de 1.732 millones de euros, un 2,9% más que los 1.683 millones registrados en el ejercicio precedente. El resultado bruto de explotación (EBITDA) alcanzó los 168 millones, que representan un 9,7% de la cifra de ventas y una mejora del 6,2% respecto a los 159 millones de 2002.

El 83% de la facturación ha correspondido al mercado interior, que conserva la misma participación obtenida en el anterior ejercicio. Por su parte, las exportaciones (300 millones de euros) han tenido como principal destino sociedades del grupo Nestlé, en especial las ubicadas en Francia y Portugal.

La compañía ha destacado la aportación de los nuevos productos en la facturación, que engloba las actividades de las sociedades Nestlé España, Productos del Café, Helados Miko, Compañía Avidesa, La Cocinera Alimentación y Davigel España. En concreto, las novedades presentadas desde el inicio del programa Nestlé Innova, en 1997, significaron el 10,2% de las ventas de 2003.

Por productos, la compañía ha resaltado el buen comportamiento de las líneas de helados, cafés, cacao soluble, culinarios frescos y nutrición infantil. Además, también registraron una especial positiva evolución el negocio de nutrición clínica, el canal fuera del hogar (sobre todo, los ultracongelados y el café tostado).

En cuanto a las inversiones, Nestlé España destinó 46,5 millones a esta cuenta en 2003, que fueron destinados al área de producción y a las actividades de venta, distribución y tecnologías de la información.