Nestlé España ha invertido más de 13 millones de euros en el área de papillas infantiles de su fábrica de La Penilla de Cayón (Cantabria). Esta inversión, que se ha completado en 2017, ha permitido aumentar en un 25% la capacidad de las líneas de producción de cereales de la planta cántabra.

Gracias a esta inversión, la empresa ha renovado la zona de tratamiento de las materias primas e implementado mejoras en las diversas líneas de proceso (secado y mezcla en seco) con que cuenta la fábrica. Desde la compañía aseguran que "de esta manera, se ha conseguido una optimización de la gestión de los procesos de fabricación que ha permitido incrementar la capacidad productiva de la planta".

La planta cántabra prevé producir cerca de 18.500 Tn de cereales infantiles durante 2018

Como resultado, el centro de La Penilla prevé producir cerca de 18.500 toneladas de cereales infantiles durante 2018, casi un 70% más del volumen fabricado a principios de la década, como consecuencia del incremento de la demanda producida en estos últimos años. Además, en la actualidad, aproximadamente el 70% de la producción se exporta a más de 30 países, entre los que destacan la región de Oriente Medio, Inglaterra y Francia, principalmente.

Desde 2015, el área de cereales infantiles de la fábrica de La Penilla también ha experimentado un aumento de personal con la incorporación de 15 nuevos empleados. En la actualidad, alrededor de un centenar de personas –de los más de 900 trabajadores con que cuenta la plantilla de media- desarrollan su actividad de forma regular en las dos líneas de fabricación y cinco líneas de envasado y acondicionamiento del área de papillas infantiles de la planta.