Aral Digital.- Nestlé Oriente Medio ha comenzado a realizar operaciones directas de venta y distribución en Arabia Saudí, en lo que supone “una nueva fase de la expansión” de la firma en la región, tal y como indica la propia compañía. Con una plantilla estimada de cerca de 225 personas en el primer año de operaciones, Nestlé Arabia Saudí tendrá su sede en la ciudad de Jeddah y tendrá operativas sucursales en Riyad -capital del país- y en Khobar.

Frits van Dijk, vicepresidente ejecutivo y director de las zonas de Asia, Oceanía, África y Medio Oriente, ha explicado la importancia de este punto de partida en Arabia Saudí. “El inicio de las operaciones directas de venta y distribución supone el comienzo de un nuevo y emocionante capítulo en la amplia historia de Nestlé en el país”, ha asegurado.

“Arabia Saudí, con una población de 28 millones de habitantes, presenta grandes oportunidades de crecimiento para Nestlé. De la mano de nuestros socios estamos dispuestos a aprovechar estas oportunidades ampliando el alcance de nuestras actividades durante los próximos años”.

Nestlé Medio Oriente, que ha invertido 279 millones de euros en la región desde su desembarco en 1997, gestiona 17 plantas de producción y distribución y dispone de 37 oficinas. Asimismo, su plantilla asciende a más de 7.000 personas.