AMDPress.- Nestlé registró en 2002 unas ventas de 89.160 millones de francos (61.068 millones de euros) en 2002, lo que representa un alza del 5,3% frente a 2001. Los beneficios netos del grupo multinacional alcanzaron los 7.564 millones de francos (5.181 millones de euros), un 13,2% más, mientras que el resultado bruto de explotación (EBITDA) creció un 9,5% hasta alcanzar la cifra de 10.940 millones de francos (7.493 millones de euros).

A tasas de cambio constante, la facturación creció hasta un 13%, con un crecimiento orgánico de las ventas fue del 4,9%; un 3,4 por ciento por crecimiento interno real y el 1,5% restante por el alza de los precios de sus productos.

Por líneas de productos, la división de aguas tuvo un buen comportamiento a lo largo de 2002, con un aumento tanto su cifra de ventas como su cuota de mercado pese a un entorno muy competitivo. De igual forma, el sector de productos para animales domésticos se benefició de la compra de la empresa estadounidense Ralston Purina con ventas de 10.719 millones de francos (7.342 millones de euros) frente a 6.232 millones de francos (4.268 millones de euros) en 2001.

Las ventas crecieron en casi todos los mercados, en la zona americana destacaron Estados Unidos, Canadá y Brasil. Mientras que en el lado contrario Nestlé destaca la mala coyuntura económica como causante de la menor evolución en Argentina, México y Japón.

La zona europea registró un crecimiento acelerado en el segundo semestre, y en Francia, que es el más importante mercado continental del grupo, las ventas se duplicaron con respecto al año anterior. Asimismo, la multinacional suiza ha destacado la facturación registrada en Rusia, donde se superaron por primera vez los 1.000 millones de francos suizos (685 millones de euros).