AMDPress.- Nestlé España ha decidido unificar su negocio de helados bajo la marca Nestlé, que incorporará los productos que hasta ahora se comercializan con las enseñas Camy y Miko, aunque ésta seguirá presente en el canal hogar. Además, la compañía ha anunciado un “importante plan de lanzamiento de nuevos productos” y “una intensa campaña de comunicación”.

A partir de esta reestructuración, los helados Nestlé se fabricarán en las plantas que el grupo posee en Araia (Vitoria) y Guadalajara, donde ahora se fabrican los productos Camy y Miko, y se gestionarán en las sedes de Alzira (Valencia) y Araia.

Nestlé España espera que este proceso, que ya ha realizado en otros mercados (como el alemán), suponga un “fuerte crecimiento de sus ventas de helados”. El pasado año, este área de negocio siguió la tendencia general del mercado nacional y sufrió un descenso de las ventas, en el que tuvo que ver la adversa climatología del verano de 2002. En cualquier caso, el grupo anunció que su evolución había sido mejor que el conjunto del sector (cuya comercialización cayó un 3%) gracias a las innovaciones en productos y servicios como las nuevas máquinas de vending.

Además, a principios de año, Compañía Avidesa, filial de Nestlé España desde que ésta se hizo con el grupo Conelsa, vendió mediante una MBO (Management buy-out) la fábrica y el centro de distribución de Alzira (Valencia) a Guillermo Lamsfus, hasta ahora director general de Avidesa (ver ARAL Digital número 668)). A partir de entonces, la multinacional dedica la empresa a actividades de marketing y comercialización de la marca Camy; mientras que el nuevo propietario creó la empresa Ice-Cream Factory Co-Maker, especializada en productos para terceros.