AMDPress.- Compañía Avidesa, filial de la multinacional Nestlé, ha vendido mediante una MBO (Management buy-out) la fábrica y el centro de distribución de Alzira (Valencia) a Guillermo Lamsfus, hasta ahora director general de Avidesa y que llegó a ésta con Conelsa (la filial de alimentación del entonces BBV) y continuó con Nestlé.

El nuevo propietario creará una nueva empresa, denominada Ice-Cream Factory Co-Maker, que absorberá a los 325 empleados de Compañía Avidesa vinculados a los procesos de fabricación y almacenamiento (ayer el nuevo propietario manifestaba su compromiso de que no habrá ningún tipo de regulación laboral en al menos cuatro años) y se especializará en el desarrollo y fabricación de productos para terceros, que incluye las marcas para la distribución, que está actualmente en pleno crecimiento tanto en España como en Europa.

En este sentido, Lamsfus comentó en su reunión con los trabajadores que invertirá 7,21 millones de euros en la modernización de las instalaciones, fundamentalmente en nuevas máquinas, reformas de la factoría y adecuación sanitaria del proceso productivo.

Por su parte, Compañía Avidesa seguirá existiendo y se dedicará a las habituales actividades de marketing y comercialización de helados con la marca Camy, una de las dos marcas de helados que tiene Nestlé junto a Miko. Por ello, cerca de un centenar de trabajadores de la factoría de Alzira que se dedicaban a estas labores seguirán vinculados a la multinacional suiza.