Aral Digital.- Nestlé Waters España ha liderado un proyecto mundial del Grupo Nestlé para reducir el impacto medioambiental derivado de su actividad. Así, ha invertido más de seis millones de euros en la introducción de nuevas mejoras a nivel industrial en las botellas de Nestlé Aquarel y Viladrau.

En concreto, estas modificaciones han dado como resultado unas botellas más ligeras, producidas con un 20% menos de plástico y que no incorporan colorantes en el propio envase. Además, se ha reducido la cantidad de energía necesaria para el proceso de producción y las nuevas botellas son más fáciles de comprimir y, por tanto, de reciclar.