AMDPress.- La compañía Nestlé Waters, filial de agua del grupo agroalimentario suizo Nestlé, no venderá finalmente Perrier, la popular agua gaseosa que es considerada uno de los símbolos de Francia.

La decisión se adoptó tras mantener los directivos de Nestlé Waters una reunión con el ministro francés de Economía, Nicolás Sarkozy, quien el pasado viernes hizo público su ofrecimiento para negociar con la compañía. Previamente, Nestlé Waters había anunciado su intención de convertir en filiales sus establecimientos industriales y su sede social, lo que hizo temer la venta de Perrier, que no es rentable desde hace varios ejercicios.

Sin embargo, la dirección de Nestlé Waters se ha comprometido a restablecer las negociaciones con los sindicatos, que se rompieron cuando CGT, central mayoritaria en Perrier, bloqueó los planes de reducción de costes. Se prevé la prejubilación de un cuarto de la plantilla, compuesta por 4.100 trabajadores.