Carácter de Pueblo surge para desarrollar y dinamizar con un nuevo enfoque ecológico la categoría de salsas de tomate, bajo la misión de retomar los sabores propios "de pueblo". La nueva marca cuenta con dos referencias: Tomate Frito Triturado y Tomate Frito con trozos.

Las salsas están elaboradas con tomates maduros y envasados en cuestión de horas, cultivados en la región de Murcia, se encuentran en buen lugar para su correcto desarrollo, pues las horas de luz solar son óptimas. Los tomates son pelados de forma natural, en lugar de usar químicos como la lejía, por lo que no contienen subproductos químicos en la salsa. Además, carecen de conservantes, colorantes y saborizantes artificiales, debido al método de pasteurización empleado. 

La compañía se encuentra comprometida con el medio ambiente, por lo que elude los deshechos innecesarios a través de la utilización de todas las partes del tomate. De la misma forma, evitan el gasto de energía innecesaria a lo largo de su proceso de producción.