Campofrio Food Group ha sido, este jueves 14 de noviembre, objeto de una OPA, (oferta pública de compra) amistosa por parte del grupo mexicano Sigma, por valor de 700 millones de euros, para hacerse con la compañía fundada por la familia Ballvé. La empresa mexicana de alimentación, tal como ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), está dispuesta a pagar 6,8 euros por acción, lo que representa un 10% de prima sobre el precio de cierre del miércoles (6,1 euros) y un 26% respecto al precio ponderado por volumen de los últimos seis meses.

Antes de lanzar su oferta, Sigma (asesorado por Bank of America Merrill Lynch) se garantizó apoyos en Campofrío. El fondo de inversión Oaktree y La Caixa se han comprometido a vender sus participaciones del 24,3% y del 4,2%, respectivamente. Igualmente, a esos paquetes se suma el 12,4% de la familia fundadora, que vende su parte, aunque al mismo tiempo su presidente, Pedro Ballvé, entra como socio inversor junto a la firma mexicana con una proporción equivalente a su participación, en torno al 6% y con posibilidad de ampliarla hasta el 12% del capital.

Hay que recordar que la china Shuanghui es propietaria de un 37% de Campofrío después de que comprara al fabricante estadounidense Smithfield, socio de la compañía española. La oferta de Sigma llega en en estos momentos en los que la cárnica china debe resolver antes de final de año la venta obligatoria de un 7% para quedarse por debajo del umbral del 30% que le exime de lanzar una OPA.

Sigma es un grupo alimentario internacional presente en 10 países y especializado en carnes frías y productos lácteos que factura 2.600 millones de dólares al año y forma parte de un importante grupo industrial mexicano con intereses petroquímicos, siderurgia, energía y telecomunicaciones.