La Asociación Española de Denominaciones de Origen, Origen España, trabajará para aglutinar en su agrupación, al 80% del valor comercial de productos amparados por las DOPs e IGPs españolas, en el año 2015. Así se ha desprendido de las conclusiones extraídas de la Asamblea Extraordinaria de Origen España celebrada recientemente en Madrid, en la que el director del Comité Técnico, Federico Moncunill, ha subrayado que después de las últimas incorporaciones, la asociación ya supera el 60% del volumen de todas las DOPs e IGPs españolas.

El subdirector general de Calidad Diferenciada del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Clemente Mata, apoyó la celebración de la Asamblea Extraordinaria de Origen España, en la que subrayó la necesidad de contar con Origen España para crear sinergias que busquen el fortalecimiento de los productos agroalimentarios protegidos de nuestro país, que sitúan a España como tercer país de la Unión Europea en cuanto a número de DOPs e IGPs. "Un Origen España fuerte y cada vez más representativo", ha señalado, como uno de los objetivos de la asociación.

Tras la incorporación de las DOPs e IGPs Azafrán de La Mancha, Pimentón de Murcia, Pimiento de Gernika, Mejillón de Galicia, Plátano de Canarias y Espárrago de Navarra, Moncunill ha incidido en la necesidad de aglutinar al máximo número de DOPs e IGPs y ha invitado al resto de figuras de calidad agroalimentarias protegidas del país a sumarse a Origen España.

La asociación trabaja en varios ámbitos, ante distintos organismos y entidades, como puede ser el propio Ministerio, ENAC o los canales de comercialización, participando activamente para impulsar la imagen y el uso correcto de los productos amparados por una DOP/IGP. Son muchos los retos a los que se enfrentan las figuras de calidad diferenciada a las que representan y es imprescindible abordarlos en conjunto.

Los nuevos modelos de comercialización y el interés que despierta la palabra "Origen", hacen que sean muchas las situaciones en las que la imitación, el uso de una mención geográfica, o la información de los productos en el punto de venta, pueden inducir a confusión al consumidor, por lo que la defensa de sus asociados, es uno de los fines en los que se centran los planes para su futuro más inmediato.