Panaria, la cadena de panaderías-cafeterías premium, ha adquirido el 32% de las acciones de la compañía en manos de Europastry y France Frost (un 16% cada una de ellas). De esta forma, el fundador de la empresa concentra a partir de ahora el 100% de la propiedad desde su matriz en Valencia, Pan y Bollería de Panaria. La operación supone la adquisición de los 9 locales de Panaria en el archipiélago, (cuatro de ellos en Tenerife y 1 en Las Palmas) y otros 5 franquiciados. Estos locales, se suman ahora a los otros 40 que la compañía tiene repartidos por la península.

Los establecimientos recién adquiridos pasan a formar parte de la compañía, que continuará con su expansión por todo el territorio nacional tanto con unidades propias como franquiciadas. Hasta la fecha, Panaria ha invertido en este proyecto más de dos millones de euros y ha logrado una facturación propia de 4,6 millones y la consolidada contando con los establecimientos franquiciados de 13 millones, –el triple que el ejercicio anterior-.

En el primer trimestre del ejercicio, Panaria ha abierto doce tiendas, y prevé concluir el año con un total de 75 unidades, lo que generaría unas ventas totales anualizadas de 25 millones.

Europastry, premiada

Por otra parte, Europastry acaba de obtener el "VII Premio Estrategia NAOS a la mejor iniciativa empresarial de 2013" otorgado por la Agencia de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición, Aecosan, organismo dependiente del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. El galardón reconoce el impacto positivo en la salud pública del proyecto "Panes reducidos en sodio y fuente de potasio".

El objetivo de Europastry ha sido elaborar pan reducido en sal en una serie de productos ya existentes en el mercado, sustituyendo el 0,5% de sal sobre harina (sobre un total de 1,8%). Teniendo como referencia el consumo medio per cápita, este cambio implica una reducción del consumo de sal correspondiente a 0,5 gramos diarios por persona para los consumidores de este pan.