Aral Digital.- Panrico ha culminado “con éxito” el proceso de reestructuración de su deuda en los términos del acuerdo alcanzado con las entidades financieras el pasado mes de julio, con lo que inicia “una nueva etapa de consolidación y crecimiento”, según indican desde la compañía.

Panrico firmó ayer todos los acuerdos, finalizando “de manera satisfactoria” un proceso que comenzó a principios de 2010 y que ha supuesto la reducción de su deuda desde los 605 millones de euros actuales hasta 350 millones de euros, la extensión del plazo de devolución, el fortalecimiento de la estructura de capital del grupo y una inyección de liquidez adicional.

Una vez que se ha cerrado este proceso, el grupo queda formado por tres empresas: Panrico, Artiach y La Bella Easo, con amplia presencia en España y Portugal, y, tal y como aseguran desde la empresa, “renueva su vocación de liderazgo en las categorías de bollería, pan de molde y galletas”. El equipo directivo actual, encabezado por su consejero delegado, César Bardají, se mantiene al frente del grupo.