Panrico ha invertido un total de 2,6 millones de euros en 2013 en su fábrica de Valladolid, lo que ha permitido la creación de nuevos puestos de trabajo y la estabilidad de la actual plantilla compuesta por cerca de 200 personas. De esta inversión, 1,5 millones de euros se han destinado a la puesta en marcha de la nueva línea de producción de barritas de cereales y el resto a la mejora de las instalaciones. La nueva línea está dedicada a la fabricación del nuevo Qé! Crack, unas barritas de cereales bañados en chocolate.

La Consejería de Agricultura y Ganadería, como ha explicado la consejera, viene trabajando tanto con la dirección de la empresa como con la representación sindical –con quienes se han mantenido diversas reuniones- con el objetivo de buscar soluciones y dotar a la fábrica de mayor carga de trabajo y evitar así su posible cierre. El 7 de noviembre de 2012, se aprobaba el plan de viabilidad acordado entre empresa y trabajadores para garantizar la continuidad de la planta de Valladolid. La empresa se comprometió a mantener la fábrica abierta con los actuales empleos, a implantar una línea para un producto nuevo, y a la producción en Valladolid de nuevas variedades de Donuts –la empresa ha empezado a fabricar un nuevo producto de donuts, los Donuts Mix-.

La nueva línea inaugurada ahora, como ha recordado la consejera, es fruto del trabajo conjunto de la administración regional, de la dirección de la empresa y de los trabajadores. “En estos tiempos de especial dificultad económica es importante que todas las partes rememos en la misma dirección. Cada uno desde su responsabilidad. Desde la Junta de Castilla y León se han puesto todos los medios que teníamos a nuestro alcance para el mantenimiento de los empleos y de la fábrica”, ha precisado.

Desde la Consejería de Agricultura y Ganadería se han solucionado los problemas que existían en tres líneas de ayuda que tenía abiertas la empresa Panrico y la nueva solicitud que globalmente representa una inversión, desde 2004, de 11,2 millones de euros y un apoyo de la Consejería de 711.153 euros. La consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, ha asegurado que el apoyo del gobierno regional responde al carácter estratégico de la industria agroalimentaria. Este sector en Castilla y León está formado por 3.200 empresas, con un volumen de negocio total que alcanza los 10.300 millones de euros y más de 36.800 empleados, lo que supone el 10% tanto del empleo como de la cifra de negocio de la industria agroalimentaria nacional.