Pans & Company, una de las principales marcas de restauración rápida y la número uno en bocadillerías, ha reabierto el emblemático restaurante situado en la Puerta del Sol, en Madrid y dos locales más en Barcelona: uno en el Portal de l’Àngel, núm. 2 y el otro en la plaza de Sant Jaume, núm.6. Con estas reaperturas, la enseña da un paso más en la consolidación del nuevo concepto de restaurante Pans & Company, a la vez que renueva su red de establecimientos. “El cliente, hoy más que nunca, busca disfrutar de lo bueno, demanda experiencias cuando sale a comer fuera de casa y en Pans & Company damos respuesta a esta necesidad”, señala Sonia Gasa, directora Corporativa de Marketing del Grupo Eat Out.

Estas tres remodelaciones, junto a las realizadas durante el mes de enero y principios de febrero en Gran Vía, Numancia y Paseo de Gracia, se enmarcan dentro del proyecto Top 10, que plantea trasladar el concepto mediterráneo y diferencial de Pans & Company a las mejores ubicaciones comerciales de Madrid y Barcelona sin perder la esencia ni la proximidad de la marca al hacerlo.

El nuevo modelo obedece a la reacción de la compañía frente a las nuevas necesidades del consumidor, identificadas gracias al conocimiento desarrollado en sus 20 años de experiencia liderando el sector de bocadillerías. “Hemos creado un nuevo concepto que rehúye de la estética clásica de los restaurantes de servicio rápido. Los clientes actualmente demandan un espacio más cómodo y acogedor. Un refugio para poder hacer el parón del día, desconectar o divertirse con familiares y amigos. El principal objetivo es que además de saborear un buen bocadillo, puedan disfrutar. En Pans & Company les ofrecemos vivir una experiencia global. Un lugar de encuentro amable, confortable y próximo a nuestra cultura y a nuestra forma de ser, amistosa, alegre e incluso festiva”, añade la directiva.

El nuevo diseño, que transmite la esencia mediterránea de la enseña, se caracteriza por la calidez y la comodidad de sus espacios: maderas nobles, mobiliario refinado, mesas grupales, buena iluminación, distintas zonas de consumo, nuevos servicios, etc. El cambio supone un paso importante en la actualización del concepto de Pans & Company, basado en la combinación del ‘fast food’ y dieta mediterránea.