Tomás Pascual Gómez-Cuétara, presidente de la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (Fiab) y Calidad Pascual, ha participado en la cumbre empresarial Empresas españolas liderando el futuro, organizada por Ceoe, que reúne en estos días a altos ejecutivos de los principales sectores económicos para analizar y presentar propuestas para la recuperación del país tras la crisis sanitaria.

En su intervención dentro del encuentro dedicado al sector alimentario, Tomás Pascual Gómez-Cuétara ha subrayado el papel del sector privado en el proceso de regeneración económica y social. Además, el presidente de Fiab ha reivindicado el diálogo como mejor herramienta para consensuar medidas de impulso y dinamización de la economía.

De hecho, el presidente de Fiab, se ha referido al carácter estratégico del sector de alimentación y bebidas, con una producción cercana a los 120.000 millones de euros y más de 30.000 empresas presentes en todo el territorio nacional. Además, ha destacado el esfuerzo que ha realizado toda la cadena durante esos meses de alerta sanitaria para garantizar el suministro de una oferta variada, segura y de calidad en todos los hogares españoles.

Tomás Pascual: “Ahora más que nunca debemos trabajar juntos para recuperarnos de esta crisis que además de los terribles efectos humanitarios también está provocando grandes daños económicos y sociales”

Y es que, según estimaciones de la Federación, podrían ponerse en peligro entre 4.000 y 11.000 puestos de trabajo de manera directa y la supervivencia de aproximadamente 800 empresas del sector, en su gran mayoría pymes. También podría suponer la pérdida de hasta 10.000 millones de euros en producción y caídas de entre un 6% y un 11% en las exportaciones.

“Ahora más que nunca debemos trabajar juntos para recuperarnos de esta crisis que además de los terribles efectos humanitarios también está provocando grandes daños económicos y sociales”, ha asegurado Tomás Pascual Gómez-Cuétara, presidente de Fiab y de Calidad Pascual.

Además, Fiab ha querido señalar la necesidad de garantizar liquidez para las empresas; fomentar y proteger el empleo, con Ertes más flexibles que permitan recuperar a los trabajadores garantizando siempre su seguridad; medidas de competitividad y sostenibilidad industrial, promoviendo la unidad de mercado desechando medidas impositivas que retraigan el consumo y favoreciendo regulaciones abordables hacia el desarrollo sostenible de las empresas.

Asimismo, ha reclamado el apoyo a la exportación, fomentando la cooperación frente a las políticas arancelarias de terceros países y la fluidez a nivel logístico, así como incentivar el consumo e impulsar el trinomio alimentación-gastronomía-turismo para la recuperación de la confianza de los ciudadanos, la atracción del turismo y el apoyo a la hostelería para su completa reapertura en condiciones de seguridad. Por último, ha pedido que se estimule la inversión en I+D+i como base de actuación para el futuro próximo.