El fabricante italiano de pastas Barilla ha incrementado su cifra de negocios en el pasado ejercicio un 9% hasta alcanzar los 2.270 millones de euros (377.696 millones de pesetas). Esta progresión de las ventas se debe, en gran medida, a la positiva evolución del negocio internacional del grupo, cuyas ventas han crecido un 23%. La compañía con sede central en Parma, está controlado por la familia Barilla.